Un brazo robótico inteligente capaz de adaptarse a un baterista hace que todos podamos ser profesionales de la batería al poder tocar con tres brazos. El brazo extra se coloca pegado al hombro del músico gracias a un arnés y su funcionamiento se basa en responder tanto a la música que escucha como a los gestos del batería utilizando tecnología de captura de movimiento.

Antonio Orozco no ha querido perder la oportunidad de comentar la noticia.