Cuál era el disco favorito de cada uno de los Beatles

Si ahora mismo salieras a la calle a preguntar a la gente cuál es su disco de música favorito, no tardarías mucho en encontrar a alguno o alguna que mencionase alguno de los trabajos publicados por una de las bandas más emblemáticas e icónicas de la historia de la música: The Beatles. Es más, seguro que a más de uno le costaría decantarse por un sólo álbum de la banda británica.

Pero ahora nos preguntamos cuál ha sido el disco favorito de los propios integrantes de la banda: John Lennon, Paul McCartney, George Harrison y Ringo Starr.

JOHN LENNON: “The Beatles – The White Album” (1968)

John Lennon, durante una entrevista en 1971, confesó que el álbum “The Beatles” (también conocido como The White Album) era su favorito. Qué casualidad… justo el disco que menos le gustaba a McCartney. Lennon llega a afirmar “Hay un mito de que Pepper’s es más grande, pero creo que la música del White Album es superior”.

El décimo álbum de estudio de la banda fue uno de los discos con los que más experimentaron los cuatro de Liverpool.

PAUL McCARTNEY:  “Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band” (1967)

Paul los ama todos pero si tiene que quedarse con uno es con la “magia” de “Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band”, así lo reconoció en una entrevista en 1991 en la que también comenta que para alejarse de ser The Beatler debían “fingir” que eran otro grupo.

El octavo álbum de estudio de la banda es, sin duda, uno de los más icónicos por su portada y por canciones como esta:

GEORGE HARRISON: “Ruber Soul” (1965)

El compositor de «While My Guitar Gently Weeps» y «Here Comes the Sun», entre otros, se decantó por “Rubber Soul”, disco que considera un punto de inflexión musicalmente hablando para la banda. Harrison aseguró que “fue lo mejor que hicieron”. En ese momento, añade, “estábamos más influenciados por la música de otras personas y todo estaba floreciendo, incluidos nosotros“.

El disco salió en 1965 justo después de “Help!” y marcó diferencias del purismo del rock and roll de la época y empezaban a transformarse en un grupo pionero y que arriesgaba más.

RINGO STARR: “Abbey Road” (1969)

El  multinstrumentista escogió uno de los trabajos más singulares de la discografía de la banda: “Abbey Road“. Pero para el baterista la verdadera joya se encuentra en el lado B de ese álbum y eso que Lennon era bastante crítico de esa grabación.

Sin embargo, para Ringo los temas que incluye ese lado no eran canciones sino todos los experimentos que John y Paul tenían dando vueltas y que finalmente, los cuatro acababan uniendo, una muestra de la originalidad de la banda.

Y tú, si tuvieras que decantarte por uno, ¿con cuál te quedarías?