La deforestación en la Amazonia brasileña baja un 21%

Las alertas de deforestación en la Amazonia brasileña caen un 21% en agosto frente al mismo mes del año pasado, pero siguen siendo elevadas, pues el resultado es el segundo peor desde 2015, según fuentes oficiales.

Según el Instituto Nacional de Pesquisas Espaciales (INPE), vinculado al Gobierno de Brasil, se registraron nuevas zonas deforestadas en 1.359 kilómetros cuadrados de la Amazonia brasileña, frente a los 1.714 kilómetros cuadrados récord de agosto de 2019.

Los datos se han obtenido a partir de imágenes por satélite que emiten alertas cuando detectan alteraciones en la cobertura vegetal del mayor bosque tropical del planeta, que ocupa alrededor del 60% del territorio brasileño.

En los ochos primeros meses de este año, las alertas de deforestación disminuyeron un 4,94% en la Amazonia frente al mismo periodo de 2019. Sin embargo, organizaciones medioambientales advierten que, pese a ese descenso, “los niveles de destrucción de la Amazonía continúan siendo alarmantes”.

WWF-Brasil expresó en una nota que los números de agosto “tampoco son suficientes para revertir la tendencia de crecimiento de los incendios” en el bioma, los cuales “se alimentan de la materia orgánica” que produce la deforestación.

Redacción (Agencias)