Este jueves el nuevo vehículo espacial rover de la NASA, conocido como “Perseverance”, despegará desde el Cabo Cañaveral, en Florida (EE.UU.) con dirección al planeta Marte. La misión, que tiene por nombre Mars 2020, pretende buscar restos de vida extraterrestre y lo califican como uno de los “mayores desafíos de la agencia”.

“Esta es la primera vez en la historia que iremos a Marte con la misión explícita de encontrar vida en otro mundo”, señaló este miércoles en una rueda de prensa Jim Bridenstine, administrador de la agencia espacial. “¿Vamos a poder encontrarla? No sabemos si la vida existió allí, pero sí sabemos que Marte en algún momento de su historia fue habitable”, añadió Bridenstine.

El lanzamiento está previsto para las 7:50 hora local (11:50 GMT). El rover despegará acoplado al cohete Atlas V desde la plataforma de lanzamiento 41 del Centro Espacial Kennedy, y debe recorrer más de 500 millones de kilómetros hasta aterrizar en el planeta rojo el próximo 18 de febrero.

Se trata del mismo cohete con el que otros vehículos espaciales, como el “Curiosity” rover o “InSight”, han llegado hasta Marte. La “ventana” de lanzamiento será de aproximadamente dos horas. Bridenstine informó de que esperan “buenas condiciones climáticas” para el despegue, aunque, de no producirse, se puede intentar hasta mediados de agosto, cuando la Tierra y Marte mantendrían una alineación adecuada.

La misión durará como mínimo un año en Marte, o lo que es lo mismo 687 días terrícolas, durante los cuales el vehículo recorrerá la superficie del planeta después de aterrizar sobre el cráter Jezero.

Allí buscará restos de vida microbiana y probará producir oxígeno a partir de la atmósfera marciana. A diferencia de lo que suele ocurrir con otros lanzamientos desde Cabo Cañaveral, la NASA mantendrá bajo mínimos el personal para realizar el despegue y no permitirá que el público visite las instalaciones debido a la pandemia de la COVID-19, que continúa asolando Florida, donde este miércoles se ha cobrado 217 muertes en 24 horas.

Bridenstine explicó que durante los últimos meses “han modificado su forma de trabajar” después de que varios trabajadores dieran positivo por coronavirus, pero confía en que llegará “el día en que la gente pueda volver a disfrutar de un despegue como este”.

 

Redacción (Agencias)