Un grupo de emprendedores colombianos ha desarrolado una burbuja como la que usan los astronautas para proteger de la pandemia del coronavirus a quien la utilice. Sus creadores destacan que son cómodas, seguras y construidas con elementos de la más alta tecnología.

Mediante un sistema eléctrico, esta burbuja de seguridad hace circular el aire y su fin último es proteger a las personas de contagios de males como el del coronavirus. Unido al poco peso, la otra ventaja de la burbuja es que es transparente, lo que permite tener un mayor campo de visión. Tampoco se empaña y se ajusta al cuello con un velcro, lo que “la hace más cómoda”. Con la burbuja se crea una barrera física que impide que quienes la usen se toquen la cara o se la quiten como ocurre con la mascarilla.

La idea es que el producto pueda llegar más adelante a mercados como Estados Unidos, España, Italia, Francia, Alemania y Polonia, explica, por su parte, Conde, quien aclara que el casco también lo puede utilizar cualquier persona.

Redacción (EFE)