En la “nueva normalidad” que comienza a experimentarse en Río de Janeiro hay espacio para amantes de la galaxia que, vestidos de astronautas, aprovechan los paseos diarios sin dejar de lado las precauciones para evitar el contagio del coronavirus.

Cubierta de pies a cabeza con cascos, trajes enterizos y hasta guantes, una pareja de adultos mayores enfrenta en sus caminatas diarias al temido virus con una original manera de protegerse, para no morir contagiada por el patógeno ni de tedio por el encierro.

Ante la imposibilidad de salir a las calles con tranquilidad, por un problema crónico en sus pulmones, Tercio Galdino, un jubilado de 66 años, diseñó el galáctico traje y convenció a su esposa para que le siga la jugada.

Los enterizos de color blanco que viste la pareja están adornados con banderas de Brasil y, por supuesto, con el logo de la NASA. La pareja ha confeccionado sus propios trajes por unos 300 reales (unos 49 euros).

Las mascarillas, aparentemente innecesarias pero de obligatorio uso en las calles de Río, son una parte fundamental del atuendo de la original pareja durante sus paseos diarios. Según el creador, lo único que incomoda es el casco cuando hace mucho calor.

Redaccción (EFE)