La preocupación por el medioambiente ha llegado a la playa en forma de productos ‘eco friendly’, como cremas de baño ecológicas o bikinis fabricados con hilo reciclado, que evitan futuros daños a los ecosistemas y reflejan “mayor conciencia social” según fuentes consultadas por Efe.

Un estudio de la organización Haereticus Environmental Laboratory afirma que cada año se vierten entre 6.000 y 14.000 toneladas de crema solar en mares y océanos con graves consecuencias para el ecosistema marino.

Entre esos ingredientes tóxicos que más preocupan figura la Oxibenzona (benzofenona-3). Para reducir este problema en la medida de lo posible los protectores solares elaborados en ella “liberan menos de un 5 % de este tipo de materiales” y, además, incorporan una sustancia que actúa como inhibidora de las células urticantes de los tentáculos de las medusas para evitar así su picadura.

Otro ejemplo es la industria textil (las segunda más contaminante del mundo) que cada día produce más artículos sostenibles como los bañadores que utilizan hilo reciclado. Además, se impulsa procesos de fabricación más respetuosos con el medioambiente, como la reducción del uso de agua o el empleo de tintes no contaminantes, entre otros, para lograr “un 100 % de diseños con tejidos ecológicos y convertirnos en una empresa ecológicamente responsable en un futuro próximo”.

Redacción (EFE)