El método de preparación del café influye en los efectos que tiene sobre la salud y, ahora, una investigación llevada a cabo por Universidad Tecnológica de Chalmers y la Universidad de Ume (Suecia) ha evidenciado que el café de filtro ayuda a reducir el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.

Los expertos han identificado durante el trabajo unas moléculas específicas en la sangre, denominadas biomarcadores, que indican la ingesta de diferentes tipos de café y que se utilizan para el análisis al calcular el riesgo de diabetes tipo 2. Con el uso de estos biomarcadores pudieron demostrar que beber de dos a tres tazas de café filtrado al día tenían un riesgo un 60% menor de desarrollar diabetes tipo 2, en comparación con aquellas bebían menos de una taza al día.

La pregunta ahora es si los diterpenos también influyen negativamente en el metabolismo del azúcar y, por lo tanto, son la causa de los motivos por los que otros métodos de preparación del café no ayudan a reducir el riesgo de diabetes.

Redacción (Agencias)