Inolvidable por su éxito con “Grease”, Olivia Newton-John subasta ahora objetos de su colección personal, con la meta, en parte, de recaudar fondos contra el cáncer.

En una entrevista, la artista ha asegurado a Efe que aún no sabe por qué su musical con John Travolta sigue fascinando y enamorando al público 41 años después. “Ojalá supiera el secreto (de “Grease”) porque entonces habría hecho otra película“.

Newton-John (1948, Cambridge, Reino Unido) es la protagonista de una subasta que organizará el 2 de noviembre la casa Julien’s, con más de 500 objetos de la artista que encarnó a Sandy para gritar al mundo “You’re the One That I Want”.

Y hay una parte fundamental de “Grease” que es, sin duda, la joya de la subasta: la chaqueta y los pantalones de cuero que Newton-John lució para pasar de ser una joven inocente a una mujer de lo más rebelde. Julien’s estima que solo la chaqueta podría alcanzar un precio en la puja de entre 100.000 y 200.000 dólares (90.000 y 180.000 euros).

En la subasta también sobresale la copia del guion, con notas y comentarios, que Newton-John tenía durante el rodaje de “Grease”.

Con prendas de vestir, objetos personales y profesionales y algunos recuerdos de su infancia, la subasta destinará parte de los fondos obtenidos al Olivia Newton-John Cancer Wellness & Research Centre de Melbourne (Australia), el centro desde el que la artista lleva muchos años investigando y tratando el cáncer, una enfermedad que ella misma ha padecido.

Redacción (EFE)