Las personas que conviven con un perro consideran que su animal de compañía es más feliz que ellos mismos al situar su índice de felicidad en 9 puntos sobre 10, mientras que el de sus propios dueños no llega a los 7 puntos, según un estudio de Fundación Affinity.

Según el análisis realizado con motivo del Día Mundial de los Animales, que se celebra mañana 4 de octubre, y en colaboración con la Cátedra Fundación Affinity Animales y Salud de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), hay varios factores que influyen en que el perro es más feliz que los humanos.

Entre esos factores está la cercanía emocional con las personas. Así un 90% de los encuestados afirma que convivir con un perro les proporciona compañía constante, mientra a un 80% su animal de compañía le ayuda a superar momentos difíciles, según un comunicado de la entidad.

Los encuestados consideran que la calidad de vida de sus mascotas “es de más de 8 puntos sobre 10”, a pesar de que los perros “pasan 5 horas, de media, al día solos en casa y dan 2 paseos diarios”.

Redacción (EFE)