El 20 de julio de 1969 el mundo se paralizó. Millones quedaron atónitos al ser testigos de lo que hasta ese momento creían inalcanzable: la llegada del hombre a la luna, que por siglos había sido fuente de inspiración para enamorados, hecho que quedó captado en vídeos, que este sábado fueron subastados en Nueva York por 1,8 millones de dólares.

Las emociones estuvieron a flor de piel, la mirada fija en la pantalla de su televisión y la respiración casi contenida cuando la figura del comandante de la misión, Neil Armstrong, apareció y descendió de la nave poco a poco hasta poner el pie en la luna hace 50 años, seguido poco después por su colega Buzz Aldrin.

La casa Sothebys ha recordado y rendido tributo a ese histórico momento que hoy se conmemora con una subasta en la que tres vídeos originales de esa primera caminata del hombre en la luna, -que no es de queso como parecía- grabados ese día fueron subastados por 1,8 millones de dólares.

Redacción (Agencias)