Una peculiar pieza perteneciente a un juego de ajedrez medieval se ha vendido por más de 813.000 euros en una subasta en la casa Sotheby’s de Londres.

La suma alcanzada por la figura, adquirida inicialmente por poco más de 5 euros un anticuario en 1964, supone un nuevo récord para un objeto de ajedrez de la Edad Media, según informó Sotheby’s en un comunicado.

Los propietarios de la pieza pensaban que tenía cierto valor, pero desconocían que se trataba de uno de los ajedrecistas de Lewis, un conjunto originario de la época medieval que fue hallado enterrado en la Isla de Lewis (noroeste escocés) en 1831.

El abuelo de la familia, que era vendedor de antigüedades, adquirió en 1964 la pequeña escultura, de 8,8 cm de altura y realizada en marfil de morsa, y durante 55 años esta permaneció en la vivienda familiar, hasta que sus descendientes encargaron un estudio de su valor.

La pieza subastada hoy es uno de los guardianes que está representado de pie, con casco, escudo y espada y que, según los expertos, “tiene un carácter y un poder inmensos”. Sin embargo, el paradero de cinco de sus piezas todavía sigue siendo un misterio.

Redacción (EFE)