El comercio prevé elevar sus ventas entre el 3 y el 5 % en las rebajas de verano, en las que se verán descuentos menos agresivos que en años anteriores, por la buena evolución de la campaña, que se desarrollarán con el debate sobre la vuelta o no a unas periodos regulados de telón de fondo.

Desde la liberalización aprobada en julio de 2012, los comerciantes pueden hacer rebajas a lo largo de todo el año, mientras que antes sólo podían hacerlas dos veces al año, con un calendario acotado y sobre determinados productos.

“Siempre que hablamos de rebajas hay que echar un vistazo a qué es lo que ha pasado los meses anteriores. Hasta mayo, las ventas han subido el 2,3 %, situación que mejora bastante lo ocurrido en el primer semestre de 2018, cuando las ventas cayeron mes a mes”, ha dicho el presidente de la patronal del comercio textil Acotex, Eduardo Zamácola.

Esta positiva evolución durante la campaña implicará que los comercios lleguen a las rebajas con menos “stock”, lo que, a su vez, se traducirá en unos descuentos menos agresivos y en que las tiendas se “vacíen” antes.

Redacción (Agencias)