Matar células para mantenerse vivo

La competición celular, una especie de control de calidad que elimina del organismo las células que identifica como “indeseables”.