El abogado de Britney le compara con un paciente en coma

Hace poco más de un mes, Britney Spear realizó una petición a la Corte Suprema de Los Ángeles (EE.UU.) para que salgan a la luz los detalles y procedimientos de la tutela legal controlada por su padre, Jamie Spears, de 68 años.

Por ahora, la cantante no ha conseguido que Jamie deje de controlar su vida, al menos hasta febrero del 2021. Lleva más de una década -desde que en 2007 diagnosticaron problemas de salud mental a Brtiney- tomando las decisiones sobre sus finanzas, propiedades e, incluso, sobre lo que puede publicar su hija en redes sociales.

https://www.instagram.com/p/CGGFwaPApJL/?utm_source=ig_web_button_share_sheet

La tutela de Britney Spears puede que se alargue más de lo que se pensaba. Ahora, el abogado de la cantante, Sam Ingham, ha sorprendido a todos al comparar la incapacidad de Britney para acudir ante el tribunal o firmar un documento que exprese sus deseos sobre su custodia con la de un paciente en coma.

A finales de julio, el movimiento ‘Free Brtiney’ (Liberemos a Britney) se convirtió en todo un fenómeno con el objetivo de “salvar” a la artista de la Autoridad Parental que el juez otorgó a su padre. Una campaña liderada por la madre del intérprete, Lynne Spears, separada de su padre, quien mantiene que es ilógico que Britney esté incapacitada para tomar decisiones sencillas y rutinarias sobre su vida cuando mantiene una carrera sólida y una constante actividad laboral.

Redacción