32 millones por el esqueleto del T. Rex Stan

El T.Rex Stan, de casi cuatro metros de alto y otros doce desde la cabeza a la última vértebra de la cola, ha arrasado en una subasta celebrada por Christie’s en Nueva York, al alcanzar un precio de 31,8 millones de dólares, quintuplicando su precio estimado.

Stan, de nombre científico BHI 3033, ha pulverizado así los cálculos de los expertos, que habían valorado el T.Rex entre 6 y 8 millones de dólares, y también supera ampliamente el precio que se pagó en 1997 por Sue, considerado el ejemplar más grande y completo de este animal, que alcanzó los 8,36 millones de dólares.

Las réplicas de Stan, repartidas por todo el planeta, han sido vistas por miles de aficionados a la paleontología y al mundo de los dinosaurios, y su subasta se alargó más de 15 minutos en una encarnizada batalla entre varios compradores, que desembocó en un precio de martillo de 27,5 millones de dólares, a los que se suman impuestos y tasas.

Stan, bautizado con ese nombre en honor a su descubridor, Stan Sacrison, un paleontólogo amateur que halló los huesos de su cadera en la región geológica de Hell Creek, en el estado de Dakota del Sur en 1987, fue ignorado en un primer momento al ser confundido con un Triceratops. En 1992 se determinó que se trataba de un ejemplar “del principal depredador de su época, el Cretácico tardío”.

Redacción (EFE)