Barcelona se ha implicado en la protección de la tortuga boba. Un nido de esta tortuga, catalogada como vulnerable, ha sido encontrado por primera vez en la ciudad.

Al parecer, a mediados de julio, un ejemplar de tortuga boba (Caretta caretta, en su denominación científica) salió del agua en la playa de la Mar Bella y puso 77 huevos. Unos jóvenes la encontraron y compartieron imágenes en las redes sociales; hecho que alertó a las autoridades marinas.

Actualmente, hay un grupo que cuida del nidal 24 horas al día, y buscan voluntarios que se impliquen en la conservación del nido. Esta labor es esencial, sobre todo teniendo en cuenta la alta mortalidad de la especie: se estima que solo 1 de cada 1.000 crías llega a la edad adulta.

Este proceso se alargará hasta la primera quincena de septiembre, cuando se prevé que eclosionen los huevos.

 

Redacción (Agencias)