El 70 por ciento de los sistemas acuáticos continentales de España contiene microplásticos (elementos derivados del plástico de menos de 5 milímetros) y son los situados en zonas de fuerte influencia agrícola, urbana e industrial los más afectados.

Es la principal conclusión del estudio realizado por la asociación Hombre y Territorio (HyT) en más de 30 ríos, arroyos o marismas pertenecientes a los siete ecosistemas terrestres más representativos de España, principalmente de Andalucía, en los que se ha probado el primer protocolo para el muestreo e identificación de estos residuos.

Se trata de elementos contaminantes “que casi no se ven y son uno de los problemas emergentes en los últimos años en los sistemas acuáticos”, pero la mayoría de los estudios en España hasta ahora se habían centrado en el medio marino, explica David León, coordinador del proyecto Microplásticos en Ríos de HyT.

El origen y las características de estos microplásticos son muy diversos, algunos tienen un pequeño tamaño en origen (primarios) y otros se han fragmentado o degradado con el paso del tiempo (secundarios).

En las zonas urbanas, predominan los derivados del textil, la cosmética y la higiene; en las industriales, provienen de procesos como el lavado de materiales o su manipulación; en las agrícolas, se generan por la radiación solar, la temperatura o la lluvia sobre los objetos, y en las áreas de uso público, puede provenir de colillas, envases o bolsas.

Redacción (Agencias).