El 22 de mayo de 1980 Diana Ross publicó su décimo álbum de estudio “Diana” bajo el sello discográfico Motown, un sello que jugó un papel muy destacado en la integración racial de la música popular. La artista de Detroit había saltado a la fama como cantante principal del grupo “The Supremes”, baluarte del sello Motown en la década de 1960.

Un año después de la publicación del álbum “The Boss” en 1979, Ross apostó por un sonido más fresco y moderno gracias a la influencia de Nile Rodgers. El papel que jugó el cofundador de Chic sobre el álbum “Diana” fue fundamental, no solo en el plano instrumental sino también el lírico, con destacadas aportaciones en los temas “Upside Down”, “Have Fun (Again)”, “I’m Coming Out” y “My Old Piano”.

El álbum estuvo 17 semanas como número 1 de la lista de R&B/Dance de Billboard. Además fue el número 2 en la lista Billboard 200 y el número 1 en la lista Billboard Soul Albums durante 8 semanas consecutivas. El álbum vendió más de un millón de copias en los Estados Unidos y obtuvo la certificación platino de la Recording Industry Association of America. En todo el mundo ha logrado rebasar la cifra de 10 millones de copias vendidas, lo que coloca a este disco como el más vendido de la artista norteamericana en todo su historia.

Redacción