El teletrabajo y las reuniones vía videoconferencia nos han dejado algunas anécdotas divertidas como la de ese compañero de trabajo que aparece delante de la cámara ligerito de ropa o ese niño que se “cuela” en plena reunión. Los oyentes nos han contado esa vez que se encontraron con alguien desnudo… desafortunadamente.