En España tenemos muchos tipos de vasos para tomar cerveza. En Reino Unido toman pintas pero en nuestro país pueden ser, cañas, dobles, tercios, jarras… y cada uno de estos recipientes tiene un volumen por el que se establece el precio de la consumición, pero ¿hasta qué punto?

Un usuario de las redes colgó un vídeo donde demuestra como dos recipientes diferentes tienen capacidad para la misma cantidad. La cuestión es que pides el tamaño grande a un precio superior y te das cuenta de que entra la misma que en el pequeña con un precio inferior.

El problema surge cuando creemos que estamos pagando más por la misma cantidad; el vídeo lo demuestra.

Redacción (Informativos).