La lesión de rodilla que sufrió Madonna el año pasado no da tregua a la artista estadounidense, que ha tenido que cancelar el concierto que tenía previsto para esta noche en Lisboa, como ya ocurrió con el espectáculo del pasado domingo.

Los dolores asociados a la lesión han impedido que la cantante se subiera este miércoles de nuevo al escenario del Coliseu dos Recreios. El espectáculo de hoy, con el que cerrará su paso por Lisboa, sigue por el momento en pie.

A sus 61 años, Madonna quiso arrancar su gira europea en Lisboa, donde vivió durante dos años y gestó su último álbum, “Madame X”, y ofrecer a sus antiguos vecinos un total de ocho conciertos en un espacio de doce días.

Pero la rodilla, que se lesionó el año pasado y ya le obligó a cancelar varias fechas en Estados Unidos, no ha aguantado la exigente agenda de la cantante en la capital portuguesa.

Redacción (EFE)