El Ford Mustang GT de 1968 que el actor Steve McQueen condujo con maestría en la película “Bullitt” fue vendido al mejor postor en Kissimmee (Florida) por 3,4 millones de dólares, informó la firma de subastas Mecum.

Se trata de la suma más elevada que se ha pagado hasta ahora por un Ford Mustang en una subasta, según medios especializados en automóviles antiguos y de colección.

El precio pagado originalmente por este automóvil -de color verde oscuro, nunca restaurado y usado en la que se considera la primera escena de persecución automovilística filmada con las cámaras colocadas de manera que el espectador siente que está dentro del vehículo- fue de 3.500 dólares, señala el portal motor1.com.

En la escena cargada de adrenalina y de diez minutos de duración, McQueen, que interpreta en el filme dirigido por Peter Yates al teniente Frank Bullitt, persigue al volante del Mustang a un Dodge Charger negro conducido por un mafioso de Chicago por las empinadas y serpenteantes calles de San Francisco.

La pregunta que se hacen ahora los aficionados a los automóviles de colección es si el nuevo dueño del Mustang de “Bullitt”, cuya identidad se desconoce, lo restaurará o lo dejará como está, con todas sus piezas originales y con las señales del paso del tiempo.

 

Redacción (Agencias)