Regalar algo que vayan a usar, que necesiten, que deseen y que les ayude en sus tareas extraescolares. Es el consejo de la psicóloga de Blua de Sanitas, Grecia de Jesús, para los Reyes Magos y con el fin de evitar el ‘síndrome del niño hiperregalado’.

Se trata de un sentimiento que genera recibir demasiados regalos, hasta el punto de no entender el valor de cada uno más allá del mero hecho material. Esto puede despertar sentimientos de egoísmo y consumismo entre los niños y generar, además, una baja tolerancia a la frustración, tendencia al aburrimiento y a las adicciones o empobrecimiento de su imaginación.

La experta ha aconsejado elegir qué les hace más ilusión recibir de entre todo lo que querrían, ya que les ayudará a valorar más el obsequio en el momento de recibirlo.

Aunque el número de regalos sea inferior al que el niño pueda esperar, presentarlos de una manera atractiva y compartir la ilusión con ellos hará que la emoción por cada uno de ellos sea mucho mayor.

Redacción (Agencias)