Un admirador de Madonna ha demandado en Miami a la cantante y a la empresa Live Nation por haber atrasado dos horas el comienzo de los conciertos de su gira Madame X, algo a lo que ella ha respondido diciendo: “una reina nunca llega tarde”.

La cantante de “Material Girl”, sentada sobre el piano y balanceando sus tonificadas piernas, les dijo a sus admiradores que debían “entender” que “una reina nunca llega tarde”, algo que varios medios interpretaron como una respuesta a la demanda interpuesta en los tribunales del condado de Miami-Dade el lunes pasado.

El demandante es Nate Hollander, quien el pasado agosto compró entradas para ir al concierto del 17 de diciembre en la sala Fillmore de Miami Beach. Afirma haber pagado 1.024,95 dólares por tres entradas para uno de los siete conciertos de la gira de la Reina del Pop.

La hora de inicio eran las 20,30 cuando adquirió los boletos, pero en octubre fue cambiada a las 22,30 por los organizadores, que, de acuerdo con la demanda, no han ofrecido hasta ahora la posibilidad de devolver el dinero a los que no están dispuestos a trasnochar por Madonna.

Todos los conciertos en Miami Beach comienzan a las 22,30 horas, según la página web de la gira.

Redacción (Agencias)