Investigadores de la Universidad de Reno destacan que un “acabado perfecto” aumentan demasiado las expectativas.

En épocas de regalos se dedica tiempo y esfuerzo en que los envoltorios de los mismos rocen la perfección. Pues bien, un estudio revela que cuanto peor esté envuelto un regalo, más gustará a quien lo recibe.

La investigación, publicada en el Journal of Consumer Psychology, la han llevado a cabo profesores especialistas en marketing de la Universidad de Reno, en Estados Unidos.

Redacción (Agencias)