Un mapa muestra los mejores lugares para llorar

Llorar puede ser tan edificante como visitar un museo o saborear un buen plato. Al menos eso propone “Map for Crying Travellers” (Mapa para viajeros llorones), de la ilustradora portuguesa Joana Estrela, que reúne los mejores lugares de Lisboa para llorar a gusto.

Al igual que existen “los diez mejores sitios para comer en Lisboa” o “los diez mejores monumentos”, Estrela se inspiró para crear un mapa para “llorones” en su ciudad natal, Oporto, y cuatro años después se decidió a ampliar la experiencia a Lisboa.

Lugares dramáticos, poéticos o sencillamente solitarios se recogen en el mapa de Estrela, esparcidos por la ciudad para viajeros que, al contrario de lo que suele ser habitual, “no vienen en una disposición relajada y feliz”, o viajan solos y por lo tanto son “más reflexivos”.

La primera recomendación del mapa es el famoso oceanario de Lisboa, donde el visitante se encuentra rodeado de espacios oscuros y peces de todo tipo que, ante todo, “no juzgan”, reflexiona entre risas la creadora. El parque de la Fundación Gulbenkian es otro de los lugares escogidos para sollozar, gracias a su museo y sus increíbles jardines paisajísticos por los que perderse.

Lisboa, decadente y romántica, se convierte una ciudad idílica para llorar gracias a este mapa, mejor aún cuando si el paseo se acompaña con el son del fado, “una música triste donde las haya”, concluye Joana Estrela.

Redacción (EFE)