Instagram, propiedad de Facebook, ha presentado la aplicación Threads, que complementa a la original como un lugar para comunicarse y compartir imágenes solo con las amistades más íntimas y que entre otras cosas incluye un seguimiento automático de las actividades que hace el usuario.

Threads nace como consecuencia de la extensión “amigos cercanos” que Instagram introdujo el año pasado, ya que al descargar la aplicación esta conectará directamente solo con esas personas seleccionadas previamente, con la idea de erigirse en una aplicación complementaria con un ambiente más íntimo.

Dispone de la opción de crear “accesos directos” a aquellas personas con quienes más contenidos se compartan de forma habitual, de manera que sus iconos aparezcan en la pantalla principal y que, tras tomar una foto, baste con pulsar sobre su imagen para enviársela.

El elemento más novedoso y, previsiblemente, el que más controversia traerá Threads, es que el usuario puede seleccionar la opción “estatus automático”, que se sirve de la geolocalización. Así, estos estados irán cambiando de “en el trabajo” a “en casa”, “en el transporte”, “en el cine”, “en el campo”, etc. a medida que vaya avanzando la jornada.

Instagram indicó que, pese a que la información con la que crean estos estados es geográfica, la ubicación no será visible para el resto de la red y puso énfasis en que lo que se comparte no es el “dónde”, sino el “qué”.

Redacción (EFE)