Las personas que son políticamente incorrectas parecen más auténticas o, al menos, así lo han demostrado un equipo de investigadores del Berkeley Haas (Estados Unidos) en un estudio publicado en el ‘Journal of Personality and Social Psychology’.

Tras analizar a diversos líderes políticos, como el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, los científicos observaron que cambiar una sola palabra o frase políticamente correcta por una incorrecta, como inmigrantes ‘ilegales’ frente a ‘indocumentados’, hace que los que le escuchan consideren que es más auténtico y menos susceptible a dejarse influenciar por otros.

Para estudiar el fenómeno en todo el espectro político, se centraron en etiquetas políticamente incorrectas, como ‘inmigrantes ilegales’, en lugar de opiniones políticas, como ‘los inmigrantes ilegales están destruyendo Estados Unidos’. Eso les permitió medir las reacciones de las personas cuando solo se cambió una sola palabra o frase en declaraciones idénticas.

No obstante, los investigadores han observado que las declaraciones políticamente incorrectas hacen que una persona parezca significativamente más fría, y debido a que parecen estar más convencidas de sus creencias, también pueden parecer menos dispuestas a participar en un diálogo político crucial.

Redacción (Agencias)