Barcelona y Palma de Mallorca han vuelto a situarse como únicas ciudades españolas entre las veinte más atractivas para los turistas internacionales del mundo, según el estudio “Global Destination Cities Index 2019”, que elabora anualmente Mastercard.

La Ciudad Condal, con 9 millones de turistas en 2018, ha escalado un puesto, hasta el décimo-séptimo, mientras Palma de Mallorca, con 8,9 millones, ha bajado dos, hasta el decimonoveno.

La clasificación la encabeza, por cuatro año consecutivo, Bangkok, con 22 millones de turistas extranjeros, seguida de París y Londres, que intercambian sus puestos, con algo más de 19 millones cada una.

Otras ciudades españolas que aparecen entre las primeras cien son Madrid, que ocupa el puesto 32, uno por debajo del logrado el año anterior, con 5,9 millones de turistas internacionales en 2018; Santa Cruz de la Palma, que se sitúa en la posición 43, con 4,8 millones, y Málaga, en la 64, con 3,5 millones.

En Europa, París se alza como el principal destino, seguida de Londres, que pierde el primer puesto, en tanto que Barcelona y Palma de Mallorca entran en el ‘top 10’, al lograr las posiciones 6 y 7 respectivamente.

Redacción (Agencias)