Una exposición sobre los riesgos de fumar y la probabilidad de sufrir cáncer de pulmón si se mantiene este hábito, instalada en el interior de un cigarrillo gigante, llama desde este sábado en Barcelona a abandonar el consumo de tabaco.

La exposición, que permanecerá este fin de semana en la plaza de la Universitat, aprovecha la estructura de un gran cigarro de tres metros de alto y catorce de largo, y se ha organizado con el lema “Sal del túnel. No consumas tu futuro”.

En el interior del cigarro se han colocado diversos paneles sobre los riesgos del tabaco y, en el tramo final de la estructura, un equipo de enfermeras y médicos realizan a los visitantes que lo deseen, de forma gratuita, una prueba de capacidad pulmonar (espirometría).

La estructura del cigarrillo y la exposición se ha instalado en cinco ciudades italianas en los últimos tres años. En ese tiempo, la muestra recibió casi 15.000 visitas y los sanitarios realizaron unas 3.000 pruebas de espirometría.

Redacción (EFE)