Un ilustre ciudadano granadino ha sido secuestrado.
Va vestido de centurión romano, mide 1,80m… Y es un Playmobil.

Sus propietarios denunciaron el “secuestro” cuando, en medio de sus vacaciones, recibieron una llamada para informarles de que el balcón de su local, una tienda de regalos de nombre Lycka, estaba vacío.

El curioso juguete llevaba seis años observando la ciudad de Granada desde ese balcón y se había convertido ya en una atracción turística por derecho propio.

“Me sentía orgulloso de tenerlo y poder hacer a tanta gente partícipe de disfrutarlo ahí, porque quedaba precioso y era ya de todos…”, lamenta el dueño de la tienda.

Aunque la denuncia ya está formalizada frente a la Policía Nacional, los dueños de la tienda piden colaboración ciudadana para recuperar este pequeño emblema de la ciudad que, recuerdan, no fue un regalo de la compañía juguetera, si no que ahorraron poco a poco para poder pagarlo.

“Es un Playmobil de 1,80m, no se esconde fácilmente, y el que se lo ha llevado lo quiere para lucirlo en casa… No, no hay tantos en España, no, no se lo ha comprado a ninguna tienda,… no se lo han regalado…. Lo han ROBADO… y es un delincuente”, lamentan en la página de Facebook de Lycka.

Sarai de la Mata