Las leyendas y las noticias falsas nos hacen ser en ocasiones, poco precavidos. Para comprobar si los tiburones son capaces de oler la sangre a distancia, un youtuber se ha tirado a la piscina. ¿Y es realmente cierto el mito de este gran animal marino? Mark Rober, también exingeniero de la NASA ha compartido un vídeo con el resultado de su experimento en Bahamas.

Acompañado de varios expertos, prepararon una primera prueba con cuatro tablas de surf en las que se vertieron varios líquidos: agua de mar, orina, aceite de pescado y sangre de vaca. En los primeros minutos todo parecía que la leyenda no era tan cierta como pensaban, pero pasados los primeros tres cuartos de hora una de las tablas se rodeó de tiburones. ¿Y cuál de ellas llamó más la atención de los depredadores? La que estaba cubierta con sangre de vaca.

Después de esta primera prueba, Mark dio un paso más extrayendo su propia sangre. Dos tablas más que bombeaban el líquido se unieron a las cuatro anteriores. La sorpresa del youtuber llegó una hora después cuando ningún tiburón se acercó a las tablas. Mark aseguró que aunque no fue el mejor experimento para resolver el misterio, una persona humana podría estar a salvo aun teniendo un rasguño. El vídeo ha alcanzado ya las casi 30 millones de visitas y unos 40.000 comentarios de usuarios fascinados por la curiosidad del youtuber.

 

Begoña Bernáldez