Barbie y la Agencia Espacial Europea (ESA) se han asociado para animar a las niñas a convertirse en la próxima generación de astronautas, ingenieras y científicas dentro del proyecto “Dream Gap”, con el que Barbie pretende “igualar el terreno de juego en el campo profesional para las niñas”.

Para la ocasión, se ha creado una Barbie como homenaje y a semejanza de la única mujer astronauta activa en Europa, la italiana Samantha Cristoforetti, quien ha asegurado que espera que esta colaboración “ayude a niños y niñas a soñar sin límites sobre su futuro“.

El proyecto ha nacido a partir de los datos obtenidos por Barbie en su estudio “Dream Gap”, que muestra como a partir de los cinco años, muchas niñas “comienzan a desarrollar una autoconfianza limitada y dudan de su potencial máximo“, lo que se conoce como “brecha del sueño”.

Para luchar contra esta realidad y como parte del compromiso de marca de Barbie, el programa localiza y destaca “modelos a seguir capaces de demostrar que las chicas pueden ser y conseguir lo que se propongan“, ayudando así a cerrar la “brecha del sueño”.

Redacción (Agencias)