Investigadores de la Universidad de Stanford (Estados Unidos) están probando un prototipo de gafas ‘inteligentes’ que siguen a los ojos y que se enfocan automáticamente, por lo que las han llamado ‘autofocales’, destinadas a corregir la presbicia prescindiendo de las actuales lentes progresivas, que tienen limitaciones en su uso, según han publicado en la revista ‘Science Advances’.

Este defecto de visión afecta a la mayoría de personas a partir de los 45 años, ya que las lentes de los ojos pierden la elasticidad necesaria para enfocar objetos cercanos.

El prototipo de Wetzstein están destinadas a resolver el problema principal de las lentes progresivas de hoy: estas gafas tradicionales requieren que el usuario alinee su cabeza para enfocar correctamente. El prototipo de Stanford funciona de manera muy similar a la lente del ojo, con lentes llenas de líquido que se abultan y adelgazan según cambia el campo de visión. También incluye sensores de seguimiento ocular que triangulan donde una persona está mirando y determinan la distancia precisa al objeto de interés.

“De momento, el prototipo se parece a las gafas de realidad virtual, pero el equipo espera simplificar las versiones posteriores”, explica el ingeniero eléctrico de Stanford Gordon Wetzstein. El siguiente paso que se han propuesto los investigadores es reducir el tamaño del prototipo.

Redacción (Agencias)