Una de cada cinco personas se siente desnuda sin sus dispositivos y el 23% incluso preferiría ser pillado desnudo en público antes que no llevar sus dispositivos conectados. Así se desprende la encuesta elaborada por Kaspersky Lab sobre la dependencia a estar conectados.

La investigación se centra en la importancia que tiene para los usuarios de dispositivos móviles el estar conectados, las consecuencias de no tener conexión y los problemas que han experimentado con esta, a partir de las respuestas de 11.250 usuarios entre 18 y 60 años.

El informe recoge que el mundo digital está muy arraigado en la vida cotidiana de hoy, tanto que el 32% de las personas no recuerda cómo era su vida antes de estar constantemente conectada. Para el 22% de los encuestados la conexión tiene la misma importancia que el acceso a la comida o al agua, y un 43% revisa su teléfono nada más despertarse.

Redacción (Agencias)