Un whisky tratado con ondas de sonido

Lo nuevo de Metallica no es un álbum… sino un whisky muy particular.

Y es que ahora la banda californiana se adentra en el negocio de las destilerías y lanza su propio licor, llamado Blackened American Whiskey en honor de una de las canciones de su álbum de 1988 …And Justice for All. “El objetivo final es hacer un whisky que se ajuste a la experiencia de Metallica y se distinga de todos los demás”, destaca la banda.

Se trata de una mezcla de bourbons, centenos y whiskies de toda Norteamérica, destilados “en barriles negros de brandy e inundados con ondas de sonido de bajo hercio tan intensas que en realidad mejoran la interacción molecular y finalmente el sabor del whisky“.

Metallica llama al tratamiento pendiente de patente Black Noise y lo explica aún más: “Colaboramos durante mucho tiempo con Meyer Sound, que diseñó un subwoofer patentado que amplifica las ondas de sonido de baja frecuencia. Así nació el proceso de mejora sonora que llamamos Black Noise. Un proceso fascinante, con listas de reproducción asombrosas que creemos ayudan a dar forma al sabor del whisky”.

Redacción (Agencias)