Las rocas son clave para comprender 4.500 millones de años y episodios como la extinción de los dinosaurios o los cambios climáticos, pero su interpretación exige entender su particular lenguaje, una virtud exclusiva de los geólogos.

La Red Mundial de Geoparques de la Unesco está formada por 140 sitios de 38 países, una docena de ellos en España, en los que se trabaja por conservar, pero sobre todo por divulgar. Aunque el desarrollo económico de estos lugares viene a través el ecoturismo, “no es real que este beneficio llegue a todos, así que la manera fundamental para que un geoparque aporte riqueza a un territorio es a través de la cultura” asegura Asier Hilario que es geólogo y director científico del Geoparque de la Costa Vasca,

Asegura que “las piedras hablan si se les sabe preguntar“, pero también hay que saber escuchar lo que cuentan “con humildad” y admitir que en una historia de 4.500 millones de años “nosotros formamos parte del último minuto”.