Una carrera de 0,5 km es, probablemente, el aliciente que todo aquel que no le guste correr, se inicie en el hábito del ejercicio. Y si es por una buena causa, mejor que mejor.


El pasado 5 de mayo se celebró en Boerne, Texas, la primera carrera de 0,5 km con áreas para beber cerveza o comer donuts gratis. Y fue todo un éxito por una buena causa: se recaudaron cerca de 20.000$ para la fundación Blessings in a Backpack, encargada de movilizar recursos para proporcionar alimentos los fines de semana para niños de escuelas primarias de todo Estados Unidos.

La carrera logró animar a participar a todos aquellos que “odian” correr alentándoles a que no había necesidad de correr la distancia, podían caminarla o simplemente disfrutar del café, la cerveza y los aperitivos que se iban a servir de manera gratuita.

La organización dio incluso la posibilidad de desembolsar 25$ más para obtener privilegios VIP con los que completar la carrera en una caravana.

Redacción (Agencias)