Un abrigo de piel que llevó una azafata de crucero del malogrado transatlántico Titanic se ha vendido en una subasta en Inglaterra por 150.000 libras (178.500 euros). Es casi el doble de su precio estimado.

Lo llevó una asistente del barco, Mabel Bennett, que lo utilizó para protegerse del frío pues la noche de la tragedia -el 14 de abril de 1912- llevaba un vestido de noche. Es “uno de los lotes más visuales” que han salido a la venta sobre piezas del Titanic en los últimos años.

En los años sesenta, la prenda fue alterada ligeramente para darle un tono más contemporáneo.

Más de 1.500 personas perdieron la vida en el crucero, que había zarpado el 10 de abril de 1912 del puerto inglés de Southampton rumbo a Nueva York, pero se hundió en la madrugada del 15 de abril tras haber chocado el barco la noche anterior contra un iceberg.

Redacción (EFE)