El musical “La La Land”, con cinco Baftas, ha sido este domingo la gran triunfadora en la 70 edición de los premios de la Academia Británica de las Artes Cinematográficas y de la Televisión.

Los premios a los que optó

La historia de amor y jazz entre Mia (Emma Stone) y Sebastian (Ryan Gosling) en la ciudad de Los Ángeles, dirigida por Damien Chazelle, se llevó cinco de las 11 ‘máscaras’ doradas a las que aspiraba en el Royal Albert Hall de Londres: mejor película, mejor director, mejor actriz, mejor música y mejor fotografía.

El filme, que ha sido un éxito de público y taquilla, y que suma 14 nominaciones a los Óscar, se erigió como gran triunfadora en una noche en la que la Academia premió a 15 películas diferentes, entre ellas “Manchester frente al mar”, “Lion”, “La llegada” y “Jackie”.

La estadounidense Emma Stone cumplió con los pronósticos y se alzó con el Bafta a mejor actriz, superando a Amy Adams, por su papel en “La llegada”, Emily Blunt (“La chica del tren”), Natalie Portman (“Jackie”) y Meryl Strepp (“Florence Foster Jenkins”).

“Manchester frente al mar” y “Lion”, las otras ganadoras

A “La La Land”, que sonaba para batir el récord de Baftas en una sola edición, en poder de “Butch Cassidy and the Sundance Kid” (que se llevó ocho en 1971), se le escapó el galardón a mejor actor protagonista, que recayó en el excelso Casey Affleck, por su papel de Lee Chandler en la intimista “Manchester by the Sea”.

Otro de los galardones importantes que se le escapó a “La La Land” fue el de mejor guion original, que, contra pronóstico, se llevó Kenneth Lonergan por “Manchester frente al mar”.

El filme, que arrancó la velada optando a seis ‘máscaras’, se llevó finalmente dos, las mismas que “Lion”, la historia basada en el libro “A Long Way Home”, de Saroo Brierley.

Una gala marcada por el humor

La gala, que volvió después de 20 años al Royal Albert Hall, se caracterizó por el humor y por el ritmo impecable que le otorgó Stephen Fry, una de las figuras más populares de la cultura británica.

Redacción (EFE)