El cruce de un Caracal salvaje y un gato Abisinio es actualmente la raza de gato más rara y cara del mundo. Solo hay 30 animales de esta clase y ser dueño de uno de ellos cuesta la friolera de 22.000 euros.

En el Antiguo Egipto los Caracales salvajes eran embalsamados y enterrados con los faraones. Este nuevo cruce –denominado Caracat– es muy difícil de lograr ya que debido a la diferencia en la duración de la gestación, los gatos raramente sobreviven.

Redacción (Agencias)