En época de exámenes aumentan los nervios y aflora la ansiedad ante la presión por lograr buenos resultados. Una buena alternativa para controlarlo puede ser algo tan sencillo como masticar chicle.

Así lo determina el estudio ‘Cognitive advantages of chewing gum‘ realizado por la Universidad Saint Lawrence de Nueva York, que revela que masticar chicle antes de un examen aumenta la capacidad intelectual y mejora la memoria.

Uno de los autores del informe, Serge Onyper, explica que al masticar se produce un flujo de sangre que llega al cerebro, mejorando -durante un corto periodo de tiempo, de entre 15 o 20 minutos- las habilidades de memoria.

Redacción (Agencias)