La réplica a tamaño real del famoso transatlántico Titanic abrirá al público chino en octubre de 2017 en la provincia occidental de Sichuan, donde la empresa promotora del proyecto pretende atraer a miles de turistas a la región.

Según han informado hoy varios medios locales, la construcción de la réplica de este emblemático barco finalizará en agosto de ese mismo año, aunque no abrirá sus puertas al público hasta dos meses después.

El Grupo de Inversión Energética Siete Estrellas de Sichuan, de capital privado, anunció a principios de año que invertirá 164 millones de dólares (120 millones de euros) en construir la nave.

Redacción (Agencias)