Ni conciertos, ni vinilos girando, ni reproductores de escucha en línea en marcha, ni hilo en las tiendas. La industria de la música en vivo lanza su grito más silencioso con la celebración hoy del “Día sin música. De esta forma quieren protestar por un IVA cultural que les tiene, dicen, en “niveles de supervivencia”.

Según cifras de la Asociación de Promotores Musicales, en esta “manifestación” participan unas 170 empresas y unas 215.000 personas. Todos ellos y los partidos de la oposición han firmado el documento que solicita que el 21 % de IVA fijado actualmente se reduzca hasta el 4%.

Artistas como Pablo Alborán, Alejandro Sanz, Joan Manuel Serrat, Joaquín Sabina, Miguel Bosé, Manolo García, Sergio Dalma, Estopa, Vetusta Morla o Kiko Veneno se encuentran entre los numerosos artistas que han apoyado la iniciativa.

La Asociación de Promotores Musicales denuncia que se ha perdido un 30% de asistentes a los conciertos y según datos del propio Gobierno, el mundo de la cultura ha perdido entre 40.000 y 50.000 puestos de trabajo desde la subida del IVA.

 

Redacción (Agencias)