La plataforma ciudadana en defensa de la restauración de la iglesia de la Encarnación en Illora, Granada, han iniciado una campaña de “apadrinamiento” de las piedras que conforman este templo renacentista ante el riesgo de derrumbe.

A cambio de un donativo que oscila entre los 5 y los 10 euros, los ilurquenses eligen la piedra, sillar o rosetón que quieren apadrinar de este conjunto arquitectónico declarado monumento nacional, uno de más reconocidos ejemplos del arte renacentista en Andalucía. Se calcula que sólo para reparar la cubierta principal de la iglesia, una de las zonas más deterioradas, se necesita una inversión de 1,6 millones de euros.

Además, con el objetivo de continuar recaudando fondos, más de 250 personas han participado este domingo en una carrera popular en la localidad para reivindicar el apoyo de la administración al conjunto monumental.

Redacción (Agencias)