Ya conocemos algunos de los beneficios del chocolate negro, un alimento rico en antioxidantes que, según los expertos, ayuda a reducir el colesterol o previene las enfermedades del corazón, entre otros aspectos.

A estos beneficios hay que sumarle ahora otro. Según un estudio publicado en la revista “Journal of the American Heart Association”, comer chocolate negro ayuda a las personas que  padecen de enfermedad arterial periférica, “EAP” , una dolencia que afecta a un 15-20% de las personas mayores de 70 años, que tienen problemas para desplazarse debido a la mala circulación de la sangre hacia sus piernas, provocándoles así calambres y dolores.

El estudio ha sido realizado por un equipo de investigadores de la Universidad de Roma que ha realizado un experimento con dos grupos de pacientes con EAP:  al primer grupo se les ofreció una porción de chocolate negro antes de realizar un recorrido en una andadora, y al segundo grupo, una porción de chocolate con leche. Los científicos descubrieron que los sujetos que ingirieron chocolate negro pudieron aumentar levemente el tiempo y la distancia al caminar, a diferencia de los que comieron chocolate con leche.

Los expertos señalan que una dieta adecuada es fundamental para reducir la carga de la enfermedad vascular. El consumo de nutrientes ricos en polifenoles, como el chocolate negro, ayuda a mejorar la circulación sanguínea de las piernas.

 

 

Redacción (Agencias)