Sí, como lo escucháis: una cosa es innovar y alejarse del sonido comercial; y otra, sacar un álbum silencioso y ganar dinero con ello…

Pues esto es lo que han hecho Vulfpeck con su disco ‘Sleepify’. Aprovechando que Spotify paga a los artistas medio centavo por cada canción escuchada durante más de 30 segundos, Vulfpeck sacaron un álbum con varias canciones de esta duración. Así, los músicos pidieron a sus fans que escuchasen su disco en bucle mientras dormían… lo que les ha reportado unos beneficios de 20 mil dólares.

Finalmente Spotify se ha percatado de la treta, y ha retirado el álbum por violar las condiciones de uso. Sin embargo, Vulfpeck han logrado su objetivo: ganar suficiente dinero como para financiarse una gira por los lugares donde más había ‘sonado’ su Sleepify.

Y ahora que conoces su historia… si quieres saber cómo suenan (sonar sonar, de verdad), aquí te dejamos un tema suyo:

Y tú… ¿qué elegirías para dormir? ¿Sleepify o el vídeo It Gets Funkier?

Redacción (Agencias)