Una Mona Lisa calva se ha convertido en la impactante imagen de una campaña publicitaria para concienciar a los italianos sobre el cambio que el cáncer provoca en las vidas de las personas que lo sufren.

“Un tumor cambia la vida. No su valor”, es el lema de la campaña lanzada por la Fundación Ant, que proporciona asistencia domiciliaria oncológica gratuita en toda Italia y cumple su 35 aniversario.

La campaña muestra a la célebre Gioconda de Leonardo Da Vinci tal y como es reconocida en todo el mundo pero sin cabello, una de las consecuencias más patentes provocadas por el cáncer.

La Fundación Ant asiste a los enfermos en su casa con el apoyo de médicos, enfermeras y psicólogos “entre el amor de la familia y el calor de la casa”.

Sin pelo, con bigote, de colores o con cualquier otra seña de identidad, la Mona Lisa se ha convertido en un icono recurrente al que cambiar de imagen, ya sea por motivos publicitarios o artísticos.

Redacción (Agencias)