El violín que sonó durante el hundimiento del Titanic ha sido subastado por un millón de euros.

Wallace Hartley, el director de la orquesta que amenizaba las noches a bordo del Titanic decidió tocar su violín hasta que el barco se hundió para tranquilizar el pánico de los pasajeros tras chocar con el iceberg. Hoy su violín ha sido subastado por un millón de euros.

Exactamente han sido 900.000 libras las que se han pagado por el instrumento en una subasta celebrada en la casa de pujas Henry Aldridge & Son, en Wiltshire, especializada en objetos de coleccionista.

Así la casa de subastas británica ha superado sus expectativas tras haber  estimado que el precio del violín rondaría los 354.400 euros. La cifra alcanzada es demás un precio récord mundial para un artículo subastado de las piezas rescatadas del hundimiento de ese barco.

Redacción